Horario: Lunes a Viernes 9:00 - 13:00 | 16:30 - 20:00 Sábados 9:00 -13:00 (Excepto festivos) NO SE CIERRA POR VACACIONES

COMO SABER SI TU HIJO/A ES DISLÉXICO

Qué es la dislexia: Dificultad para reconocer palabras, tanto a la hora de leerlas como de escribirlas. Las personas con dilexia presentan problemas de comprensión lectora, lo que puede originar retrasos en el colegio. El niño disléxico debe poner tanto esfuerzo en las tareas de escritura y lectura que tiende a fatigarse, perdiendo la concentración, desmotivándose y acabando por rechazar las tareas escolares. El niño disléxico, cuando lee, confunde letras, cambia sílabas, y sustituye unas palabras por otras. Cuando escribe tiene problemas con la ortografía , y su letra a menudo es ilegible. Así mismo, puede tener problemas a la hora de entender el enunciado de los problemas matemáticos, y le cuesta manejarse con el dinero y el reloj.

Cómo se reconoce por edades:

DE 6 A 7 AÑOS:

-Retraso en el lenguaje.

-Confusión de palabras.

-Dificultad para identificar letras.

-Dificultad para identificar los sonidos asociados a las letras.

-Dificultad para seguir instrucciones y aprender rutinas.

-Falta de control en el manejo de lapiz y tijeras.

-Lateralidad cruzada.

-Escasas habilidades sociales.

DE 7 A 11 AÑOS:

-Lectura con errores, dificultosa y lenta.

-Comprensión lectora escasa.

-Invierte letras, números y palabras.

-Dificultades para trasladar el pensamiento oral a escrito.

-Mala ortografía.

-Confunde derecha e izquierda.

-Letra ilegible y desordenada.

-Mala pronunciación de las palabras.

-Dificultad para nombrar objetos.

-Dificultad con otros idiomas.

DE 12 AÑOS EN ADELANTE:

-Problemas de concentración en lectura y escritura.

-Fallo en la memoria inmediata.

-Interpreta mal la información.

-Serias dificultades para organizar el espacio.

-No planifica el tiempo.

-Trabaja con lentitud.

-Depresión, ansiedad.

-A partir de esa edad, si no se detecta ya, las dificultades seran muchas y de difícil solución.

Personalidad: Son, o muy desordenados u ordenados compulsivos. Con un fuerte sentido de la justicia. Perfeccionistas. Con cambios bruscos de humor. Muy intuitivos y con gran curiosidad y creatividad.